Fish

lunes, 2 de enero de 2012

Tecnologia y tercera edad




La brecha digital se define como la separación que existe entre las personas (comunidades, estados, países…) que utilizan las Tecnologías de Información y Comunicación, es decir, TIC, como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y que aunque las tengan no saben como utilizarlas. Se suele considerar que la diferencia en el acceso a las tecnologías incrementará las diferencias sociales ya existentes, además la brecha digital es producto de las brechas sociales producidas por las desigualdades económicas, políticas, sociales, culturales, de género, generacionales, geográficas, etc.

La división digital es uno de los mayores peligros para un desarrollo de la sociedad de la información. Sin embargo, las soluciones de los gobiernos
tienden casi exclusivamente hacia la creación de nuevas infraestructuras
telemáticas, es decir, soluciones meramente tecnológicas. La tecnología en sí misma no es responsable de que los ciudadanos no sean capaces de desarrollar estas capacidades, sino que muchas veces se carece de normas o formas de adaptación e información para aquellas poblaciones que realmente lo necesitan.

Así, la brecha digital afecta a la calidad de vida de muchas personas como por ejemplo, y muy importante mencionar a la tercera edad. Son una población en constante crecimiento y suman un porcentaje importante en la sociedad.
Las personas mayores suelen presentar dificultades a la hora de usar las nuevas tecnologías y muchas veces se deben a causas naturales como puede ser el deterioro de la memoria y otras habilidades cognitivas, e incluso, deterioro visual. Ignorar este problema supondría desaprovechar las posibilidades de la tecnología como aliada para un colectivo que, por desgracia, en ocasiones son además víctimas del aislamiento.

Seria fundamental, que la sociedad en general (desde los ámbitos más institucionales, como los ayuntamientos, hasta la familia) tuviera el papel de concienciar a esta población de las ventajas que supone el uso de las tecnologías: hacer la compra a través de la red, citaciones medicas…
También seria importante ofrecerles entornos gráficos y dispositivos fáciles de usar y acordes con sus condiciones físicas.

Grupo Euskoges (agrupación empresarial de ámbito geográfico de actuación del País Vasco cuyo objeto es la gestión y prestación de servicios socio asistenciales y sanitarios integrales a personas de la 3ª edad), ha puesto en marcha un ambicioso proyecto para acercar el uso de las nuevas tecnologías a los mayores y mejorar así sus capacidades cognitivas, que ya funciona en la Residencia Barrika Barri y en la Residencia Kirikiño de Bilbao. Los centros están equipados con una serie de servicios adaptados, proyectores, conexiones a Internet y, lo más novedoso, pizarras interactivas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada